“Tener una Dieta basada en CARNE me salvó la VIDA” – Increíbles TESTIMONIOS de la “Dieta del León”

Gracias a la carne he dejado de tomar más de 10 medicamentos y poner en remisión completa mis varias enfermedades, que eran “aparentemente incurables” y de por vida. A los 22 años me diagnosticaron artritis reumatoide juvenil (7 años), depresión (12 años), trastorno bipolar, hipersomnia idiopática, enfermedad de Lyme, psoriasis y eczema dishidrótico. Todos están en remisión con estricta adherencia a la dieta del león. Tengo una hija sana, he recuperado mi vida y he visto a cientos de personas con remisiones similares. Este estilo de vida se centra en una dieta que consiste únicamente en carne de res, sal y agua, respaldada por numerosas prácticas de salud y bienestar (algunas poco ortodoxas). Cuento mi historia para ayudar a las personas a darse cuenta de que no deberían renunciar a su salud, sin importar cuán desesperada parezca, y que es su responsabilidad arreglarse. Los cuerpos tienen una capacidad increíble para sanar, si solo los dejamos, pero descubrir cómo hacerlo y buscarlo depende de usted.

Estas asombrosas palabras son de Mikhaila Peterson, si bien ella no es la creadora de esta dieta, es quien más la ha popularizado, ha escrito libros sobre el tema e incluso tiene un blog y un podcast en donde tiene toda clase de anécdotas relacionados con su dieta de solo carne, sal y agua, como el hecho de que subió de talla de brasier, el cómo lloró de la felicidad al ver que sus dolores de la artritis desaparecían o del como pasó las primeras seis semanas con “diarrea desintóxicante“. Ella por supuesto dice: “No tomes esto como un consejo medico, no soy un doctor, esta es mi historia y es lo que funcionó para mi.”

Personalmente amo la carne, pero honestamente yo creo que es un poco radical hacerlo así, a menos que tengas alguna enfermedad auto-inmune no creo que comer una dieta únicamente basada en carne durante el resto de nuestras vidas sea lo más óptimo, después de todo hay muchos nutrientes, vitaminas y minerales que absorbemos mejor cuando vienen de plantas y frutas, especialmente valoro un vino de vez en cuando. ¡Esa dieta no es normal! pero no desestimo el valor de la carne y todo lo que nos puede aportar, de hecho las dietas que más se han popularizado en atletas de alto rendimiento como la “Keto” y la “Paleo” tienen una alta presencia de carne magra en su menú.

Venezuela, mi país, es uno de los países de América Latina con menor consumo de carne en la actualidad y puedes ver lo demacrado del estado de salud de sus ciudadanos sólo con verles el rostro, algunos expertos incluso dicen que la próxima generación de niños en Venezuela será más pequeña, enfermiza y delgada por la desnutrición, pero claro que la falta del consumo de carne lleva su porción allí. Lo cierto es que Mikhaila, pese a su fanatismo, tiene algo de razón, lo malo es que se ha convertido en uno de los principales blancos de la juventud norteamericana moderna, le catalogan desde asesina hasta responsable por el derretimiento de los glaciares. Y es que definitivamente hoy en día decir que te gusta comer carne es cada vez más políticamente incorrecto.

Los movimientos ecologistas y conservacionistas en reiteradas ocasiones han diseminado la idea de que el consumo de carne es nocivo para el planeta. Especialistas de grandes universidades lo sostienen, escriben libros sobre el tema y hacen películas, cortos y documentales. Gente muy importante de la ONU sostiene que el comer carne pone en riesgo al planeta y especialistas de Oxford como el profesor Joseph Poore le tienen una guerra declarada al consumo de carne ya que según “al ritmo que vamos con las emisiones CO2 que produce el consumo de carne por humanos el calentamiento global que vivímos ahora se quedará en pañales en muy corto tiempo.” La Organización Mundial de la Salud sostiene que el consumir carne te hace más propenso a tener cancer, el Partido Comunista Chino también se suma a la ola anti-carne pues el gobierno chino ha revelado un plan para hacer a su población más vegana, actualmente en la era del COVID19 abundan también las noticias de que el consumo de carne te hace más propenso a la infección, que los veganos son menos probables para que les de el virus, y claro que tienes todo el énfasis en que el Coronavirus inició en un “mercado de carnes y animales” en China.

CADA VEZ MÁS DOCTORES SE UNEN AL RUGIDO DEL LEÓN

Amy Myers también es una especialista nutriólogo que recomienda el consumo de grandes cantidades de carne sin lípidos para combatir enfermedades auto-inmunes y problemas “incurables” de la tiroide (fuente). Y son cada vez más los doctores que “salen del freezer“, como el Dr. Paul Hsleh quien ordena a sus pacientes a comer carne o Ken Berry quien también es un doctor internista que promueve la carne, aquí un video con la ciencia detrás de sus alegaciones:

También el reconocido atleta y médico Dr. Shawn Baker también publicó un libro sobre el tema, si sabes inglés mejor aún, hay cada vez más sitios web, blogs y podcasts con el tema de la dieta del león (o la dieta carnivora) pero si quieres escuchar buenos argumentos con estudios de soporte y ciencia involucrada te recomiendo este podcast y este podcast en iTunes del Dr. Paul Saladino MD. Si quieres leer innumerables anécdotas verificadas de personas normales comentando sus experiencias positivas de salud puedes hacerlo en MeatHeals.

LA ÉTICA DE COMER CARNE

En la naturaleza vemos como hay animales que comen a otros animales y esto no lo juzgamos, pero cuándo lo hacemos los seres humanos, quienes ocupamos el lugar más privilegiado de la cadena alimenticia como omnívoros, entonces no lo tenemos muy claro, la gente debería poder ser libre de elegir que comer y que no sin necesidad de ser discriminados por ello, especialmente si es algo de mayor valor nutricional. Pero más allá, en realidad consumir carne trae beneficios a nuestra sociedad, la industria de la carne genera empleo, oportunidades y bienestar para cientos de miles de familias, en Beefmagazine.com se puede ver a tiempo real que la carne se comporta como un instrumento de mercado, como cualquier otro commodity en la bolsa, en lo cual puedes invertir. Sabemos que los animales que comemos no han sido cazados en el bosque ni han sido robados o torturados, en realidad han sido creados por empresarios del agro, granjeros o ganaderos, como usted quiera llamarles. Estos han empleado una enorme capacidad de recursos, tiempo y capital para crear, críar, vacunar, mantener sanos y hacer reproducir estos animales con el fin de servirle a los consumidores al tiempo que obtienen un beneficio económico junto con toda una red de inversores, distribuidores, choferes de camiones, procesadoras, heladeras, carnicerías y supermercados a lo largo de todo el país. Los cristianos sabemos que Dios nos dió a TODOS LOS ANIMALES para nuestro consumo, beneficio, provecho y disfrute (Génesis 1:26-31) y que si bien la Ley de Moisés declaraba algunos animales impuros en el Nuevo Pacto se nos redime de dicha carga y se nos permite comer de todo, “Coman de todo lo que se vende en la carnicería” dijo el apóstol Pablo 1 Corintios 10:25 para establecer este hecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: