El Padre del Código Civil Chileno fue un Caraqueño aficionado al Derecho Británico

Tal día como hoy, 29 de noviembre de 1781 nace en Caracas y el 16 de octubre de 1865 muere en Santiago de Chile, don Andrés Bello, después de haberle dado al idioma español un método para estudiar la gramática, haber sido el puente del financiamiento inglés a la independencia sur-americana y haberle legado a la república chilena un Código Civil y una Universidad, de la que fue Rector vitalicio desde 1843 hasta su muerte.

Nos cuesta creer que hubo venezolano más anglófilo que Bolívar o Miranda, especialmente después de leer los escritos pro-británicos del primero y visitar la casa londinense del segundo que hasta familia hizo en Inglaterra, sin embargo ninguno de los dos sabía tanto sobre la Common Law como Don Andrés Bello.

En aquellos años del siglo diecinueve, los ingleses abrían sus puertas para que los perseguidos y los nómadas del mundo se acogieran a la hospitalidad británica. Especialmente si eras rebelde al papa o a la corona española.

Durante los casi veinte años que Bello vivió en Londres (1810-1829), dedicó gran parte de su tiempo al estudio y la investigación de dicho país, sobre todo en la antigua biblioteca del Museo Británico. En su labor usó 13 cuadernillos que fue llenando de notas y transcripciones de sus lecturas.

Bello se hizo un ávido lector de Francis Bacon, a quien por cierto citaba en latín su anatema contra las causas finales sólo acepta si “se quiere decir que el fin no produce los medios” pues “se sienta una proposición que nadie puede dudar”, pero rechaza terminantemente «si se pretende que no hay propiamente medios y fines, sino causas y efectos, que los ojos no han sido hechos para ver, sino que vemos porque tenemos ojos.”

El nombre de Hobbes aparece varias veces en los escritos de Bello. También el del puritano John Locke, de quien por cierto escogió su Ensayo sobre el entendimiento como texto principal para estudiar inglés. Bello usa muchos argumentos de Locke para dar claridad en argumentos suyos. Condillac le es también familiar.

En la famosa obra del historiador Germán Arciniegas, El pensamiento vivo de Andrés Bello (1981), llama la atención este párrafo: “Para Bello la revolución no se reduce a provocar el desprendimiento político de España. Quiere reaccionar contra un sistema de filosofía que considera caduco, abomina de una escolástica que juzga insuficiente, tiene la ambición de precipitar a las nuevas generaciones de América en la corriente vertiginosa de las ciencias contemporáneas, se enamora de las matemáticas, de las ciencias naturales, se opone el contrato social de Rousseau y al derecho divino de los reyes, implica una revisión de todos los conceptos tradicionales de la América española.” (Arciniegas, 1981: 9).

Pero son los autores de la escuela escocesa quienes le son íntimamente conocidos, y sus obras dejaron repetidas huellas en las construcciones filosóficas, psicológicas y lógicas de Bello: los nombres de Reid «el ilustre jefe de la escuela escocesa», Dugald Stewart y Tomas Brown son, sin duda, los que más a menudo aparecen ante los ojos del lector de la Filosofía del Entendimiento. Cabanies también aparece lo mismo que Desttut-Tracy y John Stuart Mill, a quien conoció de niño en Londres, cuyo padre, James Mill, fue su amigo personal, y del cual rechaza Bello, con gran entereza la negación de las causas libres incluida en su System of Logic.

El legado para Chile es inconmesurable; no sólo les dejo su Código Civil y Derecho de Gentes, Bello. También tuvo un importante papel como rector de la Sociedad Literaria de 1842, Colaboró en la edición del diario El Araucano entre 1840 y 1860, siendo el medio cultural de referencia casi obligatoria en aquella época. Se desempeñó como senador por la ciudad de Santiago por casi 30 años (desde 1837 a 1864). Fue el principal y casi exclusivo redactor del Código Civil chileno, labor que le tomó 15 años (entre 1840 y 1855), este Código Civil es hoy considerado una de las obras más importantes, completas y originales de la legislación americana. Entre su obra literaria, destacan varios poemas que Chile atesora en su literatura, su traducción libre de la Oración por todos, de Víctor Hugo, considerada por muchos la mejor poesía chilena del siglo XIX. Impulsor de la prestigiosa Universidad de Chile, tuvo la idea de su creación y fue designado su primer rector, cargo que desempeñó hasta su muerte, siendo esta la universidad cuyos académicos y graduandos más impacto han tenido en la historia contemporánea del país.

Un comentario en “El Padre del Código Civil Chileno fue un Caraqueño aficionado al Derecho Británico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: