El “Consenso de los Expertos” también favoreció la Prohibición del Alcohol

En Colombia hubo no hace mucho un gran consenso entre los medios de comunicación, los artistas principales, los más reconocidos especialistas de la política, la diplomacia y el derecho en que debía negociarse con terroristas.

El resultado de dicha “opinión científica de los expertos y los medios” ya lo conocemos, las FARC hoy ocupan lugares de autoridad por primera vez en la historia colombiana y sin haber abandonado las armas.

Para ilustrar mejor como un arrogante “Consenso de los Expertos” casi siempre es una manera de justificar el control estatal y la mediocridad, me referiré a las “casuales” coincidencias entre el establishment científico anti-alcohol de los años 20 y el establishment pro-dictadura Covid del 2020.

La mayoría de la gente hoy considera el experimento de Estados Unidos con la prohibición del alcohol como una vergüenza nacional, correctamente derogado en 1933. Lo mismo ocurrirá algún día con las cuarentenas, cierres, bloqueos y medidas forzosas del 2020. 

En 1920, sin embargo, para estar a favor de la derogación de la prohibición que se aprobó hizo falta coraje. Estabas argumentando en contra de la opinión predominante respaldada por científicos muy reconocidos, académicos importantes y pensadores humanistas y sociales muy exaltados. Lo que estabas diciendo fue en contra del “consenso de expertos”.

Existe una analogía obvia con los cierres y cuarentenas forzosas del 2020: 

Mi primer indicio de esta historia de la prohibición vino al leer las transcripciones del entonces famoso Predicador James Gillis de la década de 1920. Se opuso a prohibir la producción y venta de alcohol con el argumento de que los costos sociales superaban con creces los supuestos beneficios. 

Lo que me sorprendió fue la actitud defensiva de sus comentarios. Tenía que asegurar a sus oyentes que él personalmente estaba a favor de la templanza y la sobriedad, que el alcohol era de hecho una bebida del demonío, que es cierto que estas cosas pecaminosas y desagradables habían causado cosas terribles en el país.  Pero aún así, dijo que las prohibiciones absolutas son demasiado costosas económica y socialmente. 

¿Por qué fue tan cauteloso en su retórica? Resulta que durante la década de 1920, fue una de las pocas figuras públicas estadounidenses famosas que se atrevió a hablar en contra de lo que obviamente fue una política DESASTROSA. Leer esto me envió a revisar la tramposa literatura parcializada de esa época en que muchos intelectuales destacados sostenían que la Prohibición tenía perfecto sentido como un paso importante y necesario para limpiar el orden social. 

Para resumir la “ciencia” detrás de la Prohibición, la sociedad tenía un gran número de patologías sueltas y todas se remontaban a una variable dominante: el licor. Había pobreza, delincuencia, hogares sin padre, analfabetismo, alienación política, inamovilidad social, vagabundos miserables, accidentes vehiculares etc. 

Podemos observar cuidadosamente los datos para encontrar que en todos estos casos, hay un elemento común del alcohol. Entonces es lógico pensar que eliminar este factor sería la mayor contribución a la eliminación de las patologías. La evidencia era incontrovertible, SENCILLAMENTE IRREFUTABLE. Si usted quiere ser un buen ciudadano simplemente haga esto, luego aquello y ya está, de esa manera cuidará de si mismo, de los suyos y de nuestra sociedad. 

Sin duda, el argumento no siempre fue tan claro. Simon Patten fue presidente de la Wharton School of Business. Su argumento de finales del siglo XIX a favor de la prohibición del alcohol presentó un argumento complicado sobre el clima en Estados Unidos. “Hace frío, luego calor y luego frío y el consumo de alcohol parece seguir estos cambios, lo que lleva a las personas a beber cada vez más hasta que sus vidas se desmoronan.” 

Como lo resume Mark Thornton , quien es el principal estudioso de la economía de la Prohibición y su historia, “Para Patten, el alcohol es un producto sin equilibrio en el consumo. Uno es bueno y se abstiene totalmente del alcohol, o se vuelve borracho y se autodestruye ”.

El economista pro-Prohibición más influyente de la próxima generación fue el progresista social y académico Irving Fisher , cuyas contribuciones para hacer que la economía se basara más en datos que en teoría son legendarias. También lo fue su impulso a la eugenesia. No es de extrañar – si estudiamos bien este período y a los académicos del momento – pero también era un oponente apasionado de toda clase de alcohol. Fue él quien marcó una diferencia decisiva al convencer al Congreso y al público de que una prohibición total era la manera correcta. Su libro bestseller titulado Prohibición en su peor momento de 1927 explica toda “la ciencia” detrás de la compulsión. 

En el mismo año de la publicación de dicho libro, Fisher convocó a una mesa redonda en la reunión anual de la American Economic Association. Lo que cuenta con sus propias palabras es revelador . 

Conseguí una lista de los economistas que supuestamente se oponen a la Prohibición y les escribí; todos respondieron que estaba equivocado al pensar que se oponían a la Prohibición o que, si confinamos la discusión a la economía de la Prohibición, no les importaría responder. Cuando descubrí que no iba a tener un orador que representara el punto de vista opuesto, escribí a todos los economistas estadounidenses enumerados en “Minerva” y a todos los profesores estadounidenses de estadística. No he recibido ninguna aceptación de nadie. 

Claramente, sus colegas estaban engañados por la “ciencia” imperante del establishment o temían estar en desacuerdo con la ortodoxia reinante. Incluso mientras los argumentos políticos perdían peso, el crimen organizado y los mafiosos del licor se levantaban en todo el país, mientras decenas de miles de bares clandestinos prosperaban. 

Fisher escribió lo siguiente al afirmar falsamente que la Prohibición había creado $ 6 mil millones en riqueza para el país, Una cifra que se citaba con frecuencia como autoritaria:

La prohibición llegó para quedarse. Si no se hace cumplir, sus bendiciones se convertirán rápidamente en una maldición. No hay tiempo que perder. Aunque las cosas están mucho mejor que antes de la Prohibición, con la posible excepción de la falta de respeto a la ley, es posible que no sigan así. La aplicación curará la falta de respeto por la ley y otros males de los que se quejan, así como también aumentará enormemente el bien. La Prohibición estadounidense pasará a la historia como el comienzo de una nueva era en el mundo, del cual esta nación se enorgullecerá para siempre. 

Para ver cómo se calculó la cifra de $ 6 mil millones y observar el resto de la asombrosa gimnasia matemática detrás de la Prohibición que respalda la “ciencia”, dele un vistazo a la presentación detallada de Thornton . Es una imagen perfecta de la pseudociencia de las élites mediáticas en acción. 

El prestigioso Journal of the American Medical Association dijo sobre la prohibición del alcohol en 1920: La mayoría de nosotros estamos convencidos de que es uno de los actos más benéficos jamás aprobados por una legislatura”. 

Al leer toda esta literatura, recuerdo la conclusión científica de la CDC de que cerrar restaurantes durante una pandemia salvará vidas , una conclusión basada en un estudio tan débil que cualquier persona con una familiaridad pasajera con las estadísticas y la causalidad puede observar de inmediato sus fallas, también el mismo estudio demuestra que las máscaras no hacen ninguna diferencia en la propagación del virus y esto lo han sabido siempre los infectólogos. Otro caso obvio fue el cierre brutal y poco científico de escuelas . 

Los bares eran “no esenciales” y los tomadores eran “de poco cerebro”

También es cierto que los oponentes de la Prohibición fueron denunciados pública y rutinariamente como borrachos secretos, contrabandistas, hombres que ponían en riesgo la salud y la paz pública o simplemente ignorantes por no seguir la ciencia. Eran los libertarios de valores atípicos y fueron llamados así durante una década. 

Lo que finalmente terminó con la Prohibición no fue el reemplazo de una ortodoxia científica por otra, sino el incumplimiento por parte de la gran mayoría de la población. Cuando la aplicación se volvió inviable y Roosevelt vio la oposición a la Prohibición como políticamente ventajosa, la ley finalmente cambió. 

Cuando miramos hacia atrás en la historia de Estados Unidos, la Prohibición se destaca como uno de los experimentos sociales y económicos más locos de los tiempos modernos. 

La sola idea de que el gobierno, por su propia autoridad y poder, iba a purgar de una sociedad occidental la producción, deguste y distribución de alcohol nos parece hoy como una ilusión milenaria, que se convirtió en un desastre para todo el país. 

La idea de la elite del momento, de que ese cansado obrero, que decide tomar una cerveza fría “con los muchachos” tras una calurosa y larga jornada de trabajo es un miserable criminal es una burla al intelecto y revela la FATAL ARROGANCIA de quienes se hacen llamar intelectuales. Bueno, honestamente no estamos tan lejos de repetir estos episodios, y nuevamente, basados en ciencia falsa pero con mucha propaganda.

Podríamos decir lo mismo sobre la cuarentena en 2020. De hecho, la OMS afirmó recientemente que las cuarentenas eran contraproducentes. midiendo los absurdos en una escala de extremismo, la idea de encierros, separación entre seres humanos, el llevar mascaras como elemento obligatorio y la abolición práctica de todas las grandes reuniones, diversión, arte, adoración y viajes, parece incluso más sádico y absurdo que la prohibición del alcohol. Posiblemente sus efectos serán aún más nefastos.

La locura del HOMBRE MASA, a menudo respaldada por la “mejor ciencia” y las mejores universidades, nunca desaparece. Simplemente encuentra nuevas formas de expresión legal PARA ADAPTARSE a los nuevos tiempos. Solo una vez que las masas recuperan el sentido, los verdaderos científicos regresan y prevalecen, mientras que la ciencia falsa que respaldaba la tiranía y el despotismo finge que nunca sucedió. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: