Uno de mis mejores amigos es un teólogo venezolano que vive en España, se llama Randolph Hulsmeier. El me ayudó a lidiar de la manera más bíblica posible una tragedia que pasó en mi vida. Randolph es un hombre que expresa el carácter cristiano en su totalidad, cada área de su vida está impregnada del Señor, desde su intelecto hasta su voluntad.

En Lima fue donde mas compartimos, Randolph se encontraba allí de misionero con su esposa e hijos. Es un gran estudioso de la historia y de la gastronomía, pero en especial allí descubrí el gran talento que tenía en el campo de la teología de la cosmovisión bíblica, que hasta ese momento era desconocida por mi, aunque ya había leído algo de Francis Shaeffer.

Recientemente Randolph ha desarrollado una serie de videos extraordinarios en donde imparte un curso de formación en cosmovisión bíblica de manera gratuita. Aunque posee un gran conocimiento lo explica de manera sencilla y sistemática. Apelando a la historia, a otros autores y a la escritura misma.

Nos enseña a vivir un cristianismo más integral, en donde unificamos todas las cosas de la vida, el mundo y la sociedad en Cristo en base a la realidad bíblica.

Su canal en YouTube se llama Cristianismo Relevante para un Mundo Real, si estás interesado en los temas de cosmovisión definitivamente será de mucha edificación para ti, comenzaras a ver todo el mundo que te rodea bajo los lentes de la escritura.

2 comentarios en «Curso de Formación en Cosmovisión Bíblica»

  1. La Sagrada Escritura dice: «Dios creó el hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; hombre y mujer los creó» (Gn 1,27). Por haber sido hecho a imagen de Dios, el ser humano tiene la dignidad de persona; no es solamente algo, sino alguien, capaz de conocerse, de poseerse, de entregarse libremente y de entrar en comunión con otras personas. Al mismo tiempo, por la gracia, está llamado a una alianza con su Creador, a ofrecerle una respuesta de fe y amor que nadie más puede dar en su lugar. En esta perspectiva admirable, se comprende la tarea que se ha confiado al ser humano de madurar en su capacidad de amor y de hacer progresar el mundo, renovándolo en la justicia y en la paz. San Agustín enseña con una elocuente síntesis: « Dios, que nos ha creado sin nosotros, no ha querido salvarnos sin nosotros ».Por tanto, es preciso que todos los seres humanos cultiven la conciencia de los dos aspectos, del don y de la tarea.
    Creación y Redención muestran, pues, la clave de lectura que introduce a la comprensión del sentido de nuestra existencia sobre la tierra.
    Recientemente tuve la responsabilidad de disertar en conjunto con un grupo de hermanos cristianos católicos lo relativo de «la persona humana en el designio del amor de Dios», cuya profundidad filosófica y teológica me hizo rememorar mis mas profundos intereses interpretativos desde que me hice licenciada en Filosofía, leer aqui la posibilidad de realizar un Curso de Cosmovisión es una bendición y una oportunidad imperdible. Felicito al oferente tanto como al indiscutible publicista….. Shalom!

Deja un comentario